Terminación de bordes
Empresa

Una de las principales ventajas del MDF es que se pueden obtener bordes perfilados de muy buena calidad sin necesidad de realizar enchapados.

El primer requisito para obtener buenos resultados en la terminación de bordes es disponer de herramientas de carburo de tungsteno bien afiladas. El segundo requisito es un uso correcto de las mismas. Para lograr un borde de buena calidad debe realizarse un lijado con la presión, velocidad y tamaño de grano adecuados, tanto antes como después del sellador. El lijado con ruedas de forma o con bandas debe ser realizado con grano 180 o más fino utilizando un abrasivo de carburo de silicio del tipo cerrado. Existen también en el mercado cepillos para pulido flexibles, ruedas de "aletas" abrasivas fabricadas con papeles abrasivos de grano fino y paños no tejidos tipo "Scotchbrite". Para trabajos pequeños son excelentes las almohadillas no tejidas que remueven la pelusa después del sellado y realizan el pulido entre manos.

Los carreteles lijadores y los discos en relieve son otras alternativas disponibles para alisar los contornos dificultosos.

También se utiliza para el pulido de contornos las ruedas de espuma plástica blanda impregnadas con abrasivos.

Los revestimientos húmedos, requieren una preparación especial del substrato para evitar poros y bordes ásperos. La elección del sellador depende de las características del tablero, tipo de contorno en el borde, posibilidades de la línea de pintado y calidad final requerida. Se pueden obtener bordes de buena calidad por simple apilado de las piezas y sopleteado de los mismos con pintura. Normalmente las caras han sido terminadas previamente y la pintura que pueda rociarse sobre estas accidentalmente puede ser fácilmente eliminada con un trapo y el propio solvente utilizado para la pintura.

Los selladores lijables de secado rápido, las imprimaciones para carrocerías de automóviles y aún la cola vinílica blanca se utilizan con éxito para el sellado de los bordes de MDF.

Los bordes pueden ser fácilmente "envejecidos " a mano frotando con un trapo o cepillando la "veta " sobre la misma capa de fondo de MDF.

Cuando se aplican fondos los sopletes tipo Airless son preferidos sobre los sopletes convencionales de aire por depositar un mayor contenido de sólidos.

Los folios de transferencia en seco "Hot Stamp " son muy apropiados para la terminación de bordes de MDF. Sus ventajas son: menor necesidad de limpieza, facilidad para el cambio de colores y durabilidad. Otras opciones disponibles para la terminación de bordes son las chapas de madera y las molduras delgadas.

También se pueden aplicar en los bordes terminaciones de ABS o de PVC pero los tapacantos de melamina son los más difundidos. Aplicados en máquinas continuas con adhesivos tipo hot melt o pre-encolados se encuentran disponibles en una gran variedad de colores y diseños.